¿Qué hacer cuando hay impagos en la Comunidad de Propietarios?

Una asesoría en Santa Cruz de Tenerife puede ser el mejor aliado cuando se producen impagos en una Comunidad de Propietarios, ya que podrán proporcionar toda la ayuda necesaria para solventar la situación y llevarla a buen término. ¿Qué hay que hacer cuando se producen impagos en la Comunidad? En este artículo te lo contamos.

¿Qué hacer en estos casos?

Lo más aconsejable es comenzar por convocar una Junta de Propietarios para que se informe de la situación y se pueda hacer una liquidación de la deuda del vecino que no está al tanto de sus cuotas.

Cuando se apruebe la liquidación hay que notificárselo al propietario que no paga, requiriéndole las cantidades adeudadas. Se debe hacer mediante envío de un burofax con lo que certificar el contenido de la comunicación.

Si no se abona la deuda, se debe informar al resto de propietarios y acordar en una Junta que se inicien las acciones legales contra el vecino que ha incumplido con sus obligaciones. Puede ponerse en marcha lo que se conoce como proceso monitorio (no se necesita abogado ni procurador).

Se debe ir al Juzgado y pedir modelo de petición inicial de procedimiento monitorio, rellenarlo y proporcionar todos los datos necesarios. En caso de que el vecino pague, se archivará el procedimiento y se condenará al moroso, si procede, a pagar costas judiciales.

En caso de que no pague ni conteste al juez, será condenado a pagar la cantidad reclamada y con la sentencia, la Comunidad podrá ejecutarla y embargar las cuentas bancarias y/o bienes necesarios para cubrir la cantidad adeudada. En este proceso sí se necesita contar con un abogado y un procurador.